LANGOSTAS:África Oriental y Oriente Medio están sufriendo una invasión por miles de millones de langostas del desierto.

África Oriental y Oriente Medio están sufriendo una invasión por miles de millones de langostas del desierto.

Las dimensiones no tienen precedentes: 80 millones de langostas por km², conformando enjambres tan grandes como ciudades.

El Cuerno de África vive la segunda oleada desde enero.

Las langostas pueden arrasar 150 km al día, suficiente terreno para alimentar 35.000 personas.

Habrían destruido 2.000 km² de cultivos solo en Etiopía, donde ya había escasez alimentaria previa.

En septiembre de 2019 las langostas llegaron a Somalia y Etiopía desde Arabia Saudí (vídeo) tras multiplicar su tamaño por 8.000 y conformando la peor plaga en 25 años.

La plaga llegó a Kenia en diciembre, con la peor invasión de langostas en 70 años.

Se están empleando drones para su monitorización.

Djibuti y Eritrea también sufrieron la infestación de langostas desde enero de 2020.

En febrero de 2020 ya se reportaban casos en Sudán del Sur, el norte de Uganda y Tanzania.

Este vídeo muestra la nube de miles de millones de langostas a su paso por el norte de Uganda.

En abril se detecta una gran concentración en la frontera entre India y Pakistán, destacando en el Baluchistán pakistaní.

Desde enero se reporta su presencia al este de Pakistán y oeste de La India.

En Irán un enjambre ya ha puesto sus huevos, se espera que pronto eclosionen y arrasen el suroeste del país.

En el sureste se están poniendo en marcha controles para evitar el avance.

La FAO alerta de la situación que podría vivir el sur de Irán en los próximos meses.

En Yemen se reporta la presencia del enjambre en el suroeste, donde la Guerra Civil acaba de reactivarse.

Según la FAO, la plaga podría llegar al este de Yemen en los próximos meses.

La FAO ha realizado evaluaciones de impacto en todos estos países, ha ayudado en la protección de 110.000 hogares y ha colaborado en los despliegues de emergencia con 300.000 L de pesticidas, 4.700 kg de bioplaguicidas, 36 pulverizadores y 12 medios aéreos.

La plaga de langostas ya estaría bajo relativo control en Egipto, Arabia Saudí, Omán, Sudán y Eritrea.

Sin embargo, la FAO teme que para junio se haya producido un crecimiento adicional de 400 veces del tamaño del enjambre.

Lo peor estaría por llegar, ya que las condiciones ambientales y agrícolas son idóneas para una proliferación generacional, de unos 3 meses cada una.

Fuentes: Khalissa Bissaka y Debra Alabi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *